RadioEnVivo
Unibac recibirá más de 1.300 estudiantes este semestre
febrero 14, 2020
Plaza de la Trinidad continuará cerrada
febrero 15, 2020
Mostrar Todo

Restaurante «Interno» no va más en nueva cárcel de mujeres

La directora de la Cárcel Distrital de Mujeres de Cartagena, Mercedes García Escallón, presidió reunión relativa al tema de la Fundación Interno, donde se concluyó que los espacios habilitados de la cárcel no son compatibles con la implementación de un restaurante abierto al público.

En esta junta participó el alcalde del Distrito, William Dau Chamat, el secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, David Múnera Cavadía, Johana Bahamón directora de la Fundación Interno, representantes de la guardia y de las mujeres privadas de libertad, entre otros presentes.

El motivo central de la reunión fue debatir la viabilidad de continuar llevando a cabo proyectos como el Restaurante Fundación Interno al interior de la Cárcel Distrital, en coherencia con el Plan de Resocialización Integral de las mujeres privadas de libertad, dado que el último convenio entre el Distrito y la Fundación Interno se suscribió en el año 2016, el cual no está actualizado en relación a la normativa legal vigente.

Una de las conclusiones más relevantes de la junta es que al Estado le corresponde llevar a cabo acciones de resocialización, es por ello, que el alcalde expresó su compromiso en hacer lo que le corresponde en esta materia, reconociendo todo el aporte que dicha fundación ha brindado a las internas. Sin embargo, expone que cualquier cooperación de la sociedad civil deberá ser concertada y no impuesta en coherencia con el Plan de Resocialización Integral en cabeza de la directora de la Cárcel Distrital.

Además, las condiciones de seguridad actual y de infraestructura no son compatibles con la existencia de un restaurante, así lo expusieron los representantes del sindicato del Distrito y la guardia de este penal, quienes se oponen a la presencia de este en la Cárcel Distrital. Por su parte, la representante de derechos humanos de las mujeres privadas de la libertad, expuso que el proyecto del restaurante no obedece a una resocialización real, debido a la falta de seguimiento al mismo.