CONÉCTATE CON NOSOTROS

Destacadas

El artista Vargas Lleras y sus Aquarelas en Tierrabomba – Opinión de Álvaro Royo desde Xiamen

Por Álvaro Royo Bárcenas (Especial para Revista Zetta).- (Xiamen – China).- Nuestros dirigentes nos inspiran con sus acciones, un dirigente culto y amante de los libros puede despertar en nosotros el interés por la lectura, un dirigente invasor y violador de las normas claro que invita a los ciudadanos a convertirse en invasores y violadores de las normas, como él. 

No conocíamos las habilidades artísticas de nuestro ex presidente Vargas Lleras, y no es que sea una actividad que esté desarrollando recientemente, son muchos años los que lleva metido en este tema y quién lo iba a creer, no solo pintando Aquarelas para él sino inspirando a otros a pintarlas, y otro dato no menor es que no lo hace en su natal Bogotá sino que se viene a ejercer sus habilidades artísticas en el mar Caribe, en la isla de Tierrabomba.

El escándalo de proporciones internacionales del edificio Aquarela que se levanta como un asta viril hirsuta al lado del castillo de san Felipe y que ha puesto en entredicho nuestro título de patrimonio histórico y cultural de la humanidad quizás haya sido inspirado por él, ya que sus aquarelitas de Tierrabomba son de muchos más años atrás.

Inspira el ex vice, inspira bien pero para mal

Y es que una cosa es lo que pueda hacer un ciudadano común y silvestre, pero también otra es la que pueda hacer un dirigente como él que desde que estaba en el vientre de su querida madre ya escuchaba a su abuelo Carlos Lleras Restrepo hablar de leyes y normas, por eso sería bastante exótico que las viole por su desconocimiento, no señor, o que le eche las culpas a la manida excusa de la persecución política, que esa frase debería estar prohibida en Colombia porque como los medicamentos ya debe estar caduca por su exceso de uso indebido dentro del gremio.

Ahora bien, la permisividad de las autoridades que deben cuidar de los monumentos es de una frialdad pasmosa, mirar para otro lado es la opción más valida cuando de cuidar su puesto se trata y se olvidan de la verdadera esencia de la existencia de su honorable cargo y aunque las zonas grises de las normas en estos momentos no pueden combatir en ningún momento contra el sentido común, y por eso el desorden y el cachondeo, por la permisividad de los políticos con los mismos políticos, y luego el ciudadano copia.

Y allí llegamos al IPCC (Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena) que tiene que vigilar rutinariamente, no lo está haciendo, y este no es un tema de ayer, es de muchos años atrás también, porque en esta semana se ha hablado mucho de las construcciones ilegales cerca de los monumentos históricos y que al ex vice y a los que allá construyen poco les importa, pero que dentro del gremio de ingenieros y arquitectos de la ciudad son secretos a voces, todos sabemos quienes miran para otro lado desvergonzadamente y quienes construyen sin pudor y prostituyen nuestro legado histórico colonial.

Que tome nota el IPCC y cumpla sus funciones a cabalidad, que aprenda que solo con inventarse un paseo de domingo a Tierrabomba una vez al mes por ejemplo puede resultar más productivo que décadas metidos en una oficina con aire acondicionado esperando y manteniendo su salario.

Y es muy posible que el IPCC le haya pasado carta a los organismos de control durante todos estos años, y también es cierto que la mayoría de las veces con eso no es suficiente,  y visibilizar el problema, hacerlo público, con la prensa y en redes puede ser una acción sensata que enaltece y robustece las responsabilidades del funcionario público.

Con ese plan dominguero y entre amigos profesionales la SIAB (Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar) le hizo la tarea en pocas horas al IPCC, y cuando uno deja que le hagan la tarea queda en evidencia mostrando sus costuras y su poca eficiencia.

Yo no sé ustedes pero cuando vi las fotos de esas edificaciones al lado de los monumentos de Tierrabomba se me vinieron a la mente las fotos de la muralla con sus casa adosadas en el siglo pasado, tremendas, y tremendo que se siga repitiendo la historia y que estemos condenados a desgastarnos a vivirla de la misma manera, una y otra vez, pero seguiremos allí sin saber si avanzamos o retrocedimos en el tiempo, todo por culpa de un ex vicepresidente inspirador y artista que le sigue enseñando a sus ciudadanos como pintar aquarelas en cualquier sitio de la ciudad, el solo exige una condición, que sea cerca de un monumento histórico, si no, no tendrían el mismo impacto.

PD. Gracias a nuestro querido Dionisio Barrios por dar en la tecla con esa visita desde la SIAB a los monumentos de Tierrabomba que ha visibilizado un problema que no requiere más esperas, y si varias demoliciones.

Como siempre allí está mi email al pie de página para los que quieran escribirme sus opiniones acerca del tema y con mucho gusto les responderé

¡Un abrazo!

Álvaro Royo Bárcenas

Xiamen-China

enchina@gmail.com

www.alvaroroyo.com

Twitter: @Alvaro_E_Royo

0086-13559231344