CONÉCTATE CON NOSOTROS

Concejo

¡Libres! Juez ordena libertad de Gloria Estrada, Martín Barreto y Avelino Salazar, víctimas de un montaje

Cartagena de Indias, 19 de mayo de 2022.- Tanto la Defensa como la misma Fiscalía y la Procuraduría coincidieron en solicitar la libertad de la presidenta del Concejo, Gloria Estrada, su compañero Martín Barreto, y Avelino Salazar, quienes estaban privados de la libertad desde enero pasado cuando se encontró un kilo de cocaína el el vehículo en que se movilizaban, y que fue plantado por corruptos policías por órdenes de adversarios políticos.

El Juez 11 Penal Municipal de Cartagena con Funciones de Control de Garantías, Guido Guevara Herrera, revocó la medida de aseguramiento y ordenó la libertad inmediata de los procesados.

Se demostró que hubo un concierto entre adversarios políticos y policías corruptos para plantar la droga en el vehículo y salpicar a la presidenta del Concejo, con que fue demostrado contundentemente por la defensa, a cargo del abogado penalista Enrique del Río.

Estrada y Villamizar eran procesados por los delitos de tráfico, posesión y porte de estupefacientes, lo mismo que Barreto, quien además encara porte ilegal de arma de fuego.

Según el juez, después de escuchar y leer las entrevistas a varias personas, entre ellas a los dos patrulleros que participaron en el operativo de captura de estas personas, y las denuncias ante la fiscalía de dos policías que tuvieron conocimiento del hecho y que se negaron a colaborar para el montaje de la droga en el vehículo de la concejala.

Señaló además que  ante la omisión de reportar en debida forma el procedimiento policial y el mar de dudas que surgieron tras los confusos hechos, determinó ordenar la libertad inmediata de los tres procesados.

De esta manera, los abogados de estas personas demostraron lo que habían señalado en días anteriores que todo obedeció a un montaje para inculpar a la concejala Gloria Estrada, en retaliación política.

El proceso se inició el 14 de enero de este año, cuando estas personas fueron capturadas en el barrio Manga de Cartagena, en posesión de un kilo de cocaína.

Desde un principio Estrada alegó su inocencia y que todo se trataba de un montaje.