CONÉCTATE CON NOSOTROS

Destacadas

Modelo asiático para solucionar gratis el desastre ambiental del Laguito – Opinión de Álvaro Royo desde Xiamen

Por Álvaro Royo Bárcenas (Especial para Revista Zetta 20 años).- (Xiamen – China).- Resulta ser una paradoja que el estado como institución que tiene el control de la dirección que debe tomar un país sea el que tenga que estar prestando dinero para financiar sus obras cuando se sabe hasta el cansancio que esas obras jalonan el desarrollo; entonces ¿quién se está quedando con los dineros de esos negocios que generan ese desarrollo?

Aquí vamos a resolver esa ecuación (ya inventada).

Al hacer público y obvio esto se podría esperar que a futuro no se piense en el estado como financiador de las obras sino a las obras como generadoras de recursos que hagan posible la ejecución de  esas infraestructuras poniendo en funcionamiento ese triángulo inseparable de una sociedad próspera. ¿Cuál es ese triángulo?  Primero la comunidad, segundo el estado y tercero la empresa privada, en ese orden, inamovible, indiscutible e insobornable.

Para poner un ejemplo a nivel internacional, la república Popular China ha desarrollado su país en menos de 30 años, han hecho millonarios a sus habitantes (más de 800 millones de millonarios en esos 30 años) al mismo tiempo le ha comprado deuda pública a Estados Unidos (Estados Unidos le debe alrededor de 20 Billones de dólares a China) y de ñapa tiene inversiones y financia obras públicas en casi todos los países del mundo en este momento, ¿cómo lo han hecho?

Ya se lo iremos contando aquí.

Ahora nos vamos a Cartagena y analizamos cómo se han ido haciendo las cosas de una manera perjudicial para todos, en una ciudad donde hasta la élite que ha controlado todo hace décadas sufre de los problemas que por acción u omisión ellos mismos han creado, sufren de inseguridad, de movilidad de caos en todos los sentidos y una de las cosas más delicadas, los que nos gobiernan sufren del resentimiento y el desprecio de sus mismos conciudadanos por ellos considerarlos responsables directos de su mal manejo de la ciudad.

Y es una verdadera pena porque una ciudad como Cartagena tiene todo el potencial para salir adelante y ser de las mejores ciudades para vivir del planeta porque cuenta con recursos tangibles e intangibles de todo tipo para serlo, y esos recursos le hacen estar asentada sobre terrenos que valen miles de millones, un capital que hasta el día de hoy ha sido mal administrado, pésimamente gestionado.

No es tan difícil darle vuelta a eso, con voluntad política y un pensamiento holístico, concibiendo a la ciudad como un todo y con planes a largo plazo, no con planes parciales que solo buscan beneficiar de manera rápida a una parte de ese triángulo conformado por comunidad, estado y empresa privada y que generalmente es inclinado para el lado de la empresa privada en desmedro y menoscabo de las otras dos partes.

Es importante anotar que el estado o el distrito es quien debe vigilar que estos principios se cumplan a cabalidad, e impedir que intereses particulares permeen los procesos para inclinarlos a su favor, por eso se hace imprescindible en las primeras etapas de esta implementación el acompañamiento foráneo y sin intereses locales que esté cooptado para beneficiar a unos pocos, la búsqueda del beneficio general debe ser la regla mas no la excepción.

En Cartagena

Hay un ejemplo en la ciudad con el cual podemos ilustrar un poco del modelo de financiación de obras de infraestructura y desarrollo de una ciudad del cual estamos hablando, cabe anotar que cada componente ambiental, social, vial y de cualquier tipo se supondría que ya estarían resueltos en el P.O.T. y P.E.M.P. que le daría el marco legal que soportaría estas obras, no los tocaremos aquí por razones de espacio.

Un ejemplo de lo que no se debe hacer y que lo sufren los Cartageneros es el del barrio el Laguito; su construcción fue posible ganándole terrenos al mar pero luego se crearon unos problemas de movilidad que no fueron visionados y el Distrito tuvo que salir a prestar dinero para financiar, para pagar la vía del retorno cuando todo lo que se desarrolló allí daba para pagar esa vía y le iban a quedar recursos de sobra.

Solución definitiva y para siempre al problema ambiental del taponamiento del Laguito

El taponamiento artificial de la boca del Laguito creado no solo por los espolones del Hilton sino también con todo el barrio que se levantó en ese islote que era desbordado diariamente por el mar por efectos de las mareas y al levantar su nivel y crear edificios y vías ya este no se siguió dando, la realidad a día de hoy es que este problema es algo que afecta grandemente a residentes y al turismo de la ciudad.

Con tecnología holandesa con sistemas de compuertas como en la bocana se puede solucionar este desastre en poco tiempo y para siempre.

Luego salta la pregunta y es como financiarlo.

Foto del Laguito años 50.

 

Proyecto A y Proyecto espejo B.

El proyecto de la bocana del Laguito con sistemas de compuertas y esclusas que funcionen con la fuerza de las mareas sería nuestro proyecto A, este proceso tendría que iniciarse con la consultoría con unas empresas invitadas a un concurso de convocatoria internacional con expertos hidráulicos holandeses e italianos profesionales en estos temas, sería algo que podría llevarse a cabo en 45 días. Luego de este tiempo tendríamos a la empresa seleccionada para ejecutar estas obras. Luego vendría el proceso que daría inicio a la ejecución del proyecto B y que su proceso estaría dándose con los siguientes pasos.

 

  1. El movimiento de las mareas se ha encargado de crear terrenos que tienen valores de miles de millones de pesos. La demarcación y delimitación por parte de Planeación Distrital de los terrenos que esta sedimentación le ha recuperado al Distrito y que puede una parte de ellos ser puestos en venta para desarrollar proyectos de viviendas, oficinas, parques, comercios y ocio, estamos hablando de unas 2 hectáreas que a precio de día de hoy valen unos 3.5 millones de pesos por M2 nos daría una cifra que sobrepasa los 70 mil millones de pesos.
  2. La invitación a un concurso de ideas y ante proyecto para esos terrenos a las universidades de arquitectura de Colombia y a las empresas de diseño y construcción, duración 30 días.
  3. Apertura de subasta nacional e internacional para las empresas privadas interesadas en adquirir los terrenos para desarrollar los proyectos previamente seleccionados. Duración 60 días.
  4. Inicio de obras de la bocana, solución del problema ambiental y reactivación económica de la zona.

 

Son muchos más los detalles que por problemas de espacio no es posible mencionarlos, pero el punto es que los terrenos que ya están allí están gritándole al Distrito donde está la solución a ese problema ambiental que ha degradado esa zona, le ha bajado su categoría, además que le puede generar recursos millonarios a las arcas de la ciudad al ser mayor el valor producido que las cantidades invertidas.

 

Solo se necesita una cosa: Voluntad Política.

 

Como siempre allí está mi email al pie de página para los que quieran escribirme sus opiniones acerca del tema y con mucho gusto les responderé

¡Un abrazo!

Álvaro Royo Bárcenas

Xiamen-China

enchina@gmail.com

www.alvaroroyo.com

Twitter: @Alvaro_E_Royo

0086-13559231344

 

Radio Revista Zetta

Sondeo

Publicidad


...