CONÉCTATE CON NOSOTROS

Actualidad

Adios, Correcaminos: ¡sentimos tu partida!

Víctima de un paro cardiorespiratorio tras una cirugía en los pulmones murió de Cartagena el veterano periodista y reportero judicial Carlos Carrillo López.

El «Correcaminos» como cariñosamente lo llamábamos sus colegas, fue ingresado la noche de este jueves a cirugía, luego de secuelas en los pulmones que le dejó el Covid 19, que lo mantuvo hospitalizado en tres ocasiones en sendas clínicas privadas de esta ciudad.

Su hermana Ailín Carrillo le dijo al portal MundoNoticias.com.co que Carlos había superado con éxito la enfermedad, estaba muy contento con la evolución que había tenido, le practicaron la cirugía en los pulmones de la cual salió bien, pero después le sobrevino un paro y murió.

Carrillo López, días antes de la intervención, desde su lecho de enfermo dialogó con este portal y dijo sentirse muy bien, se había recuperado un 95% del Covid que en los dos últimos meses lo había atacado fuertemente.

Nos comentó que con la gracia de Dios lo había superado y ya estaba listo para regresar a su casa, como en efecto ocurrió.

Dijo que una vez se recuperara de la enfermedad le iba a hacer una crónica al excelente trabajo que realizan los médicos de la Clínica Cartagena del Mar, quienes desde que ingresó en todo momento lo trataron muy bien, como al resto de pacientes, los calificó como unos verdaderos héroes.

Pese a la condición de salud en que se encontraba por las secuelas que deja el Covid 19 en el organismo, Carlos Carrillo, nunca perdió su olfato periodístico y todos los días se levantaba a las 3 de la mañana, a subir las noticias en su pagina de facebook, las cuales resaltaba incluyéndoles fotos, vídeos, audios y textos.

El apodo de «Correcaminos» surgió por la forma tan particular de «camellar», era un hombre dedicado las 24 horas a la reportería judicial, no importaba la hora del día o noche y ahí estaba al píe de la noticia.

Trabajó muchos años en RCN Radio, la desaparecida Radionet y por varios años trabajó por OPS en el Dadis, donde se ganaba la confianza de todos los funcionarios por la forma de trabajar.

Sus colegas de los medios de comunicación se han mostrado muy apesadumbrados con esta triste noticia y resaltan las bondades del popular «Correcaminos».

LA ANÉCDOTA QUE NUNCA CONTÉ: AUTO ENTREVISTA DE UN PERIODISTA CARTAGENERO EN SU DÍA.

Carlos Carrillo López es un periodista cartagenero conocido cono «el correcaminos», hoy día del periodista quiso contar su propia historia. Se hizo una entrevista él mismo porque cree que contar su historia le hace bien al periodismo empírico, ya que a los comunicadores sociales no les enseñan la reportería.

Esta singular historia empieza asi: Cada Día del Periodista, siempre esperaba que a alguien se le ocurriera «entrevistarme» y me picaba la lengua porque lo hicieran, quería pasar de entrevistador a entrevistado, pero me voy poniendo viejo y eso nunca se ha dado, pienso que solo y eso es verdad, cuando uno ya está como que en las «últimas» a algún periodista necio se le ocurre entrevistarlo a uno.

Hoy 9 de febrero de 2020 Día del Periodista se me ocurrió que como nunca en este día me han entrevistado, yo me «autoentrevistaré», pués esa anécdota que nadie conoce de mi, porque quien la sabía lamentablemente falleció y coincidencialmente hoy hace un año dejo este mundo, debería en mi autoentrevista contarla.

Yo periodista: Carlos Carrillo, hace cuanto ejerces el periodismo y como empezaste, porque eres empírico cierto?

CCL: Si soy empírico, con tarjeta profesional de periodista, la número 14.100 del Ministerio de Educación Nacional. Bueno empecé hace poco más de 30 años, la verdad la fecha no la recuerdo solo que comencé desde niño porque me gustaba narrar noticias. Y una vez un locutor, Omar Meza Bermúdez me escuchó y vio como redactaba y me llevó a Radio Bucanero, de la Cadena Súper, a un noticiero que dirigía Rafael Puello Montero y Alfonso Gómez Barrios.

en ese noticiero no fui bien recibido en principio, pero luego me les volví una estrella de la #reportería por mi astucia a forma de encontrar las noticias y difundirlas, al punto que me engancharon «El Correcaminos», estaba en el momento preciso, a la hora precisa de lo que pasaba.