CONÉCTATE CON NOSOTROS

Cultura

Meter el mundo en una Hamaca Grande bien vale el Premio Nacional Vida y Obra 2020 de MinCultura

Es el sentir de la cultura sabanera, el Mochuelo que canta bonito en Los Montes de María, el Pintor que le pone color a cualquier nota musical y el humilde sanjacintero que ha sabido tejer la hamaca más grande para que todo un país se pueda mecer. Su canto, sus letras y composiciones han traspasado fronteras inimaginables; es Adolfo Pacheco Anillo, el orgullo de San Jacinto, Bolívar y la representación viva de la música sabanera.

El hijo de el viejo Miguel, título también de uno de sus grandes éxitos cumplirá el próximo 8 de agosto 80 años y nuestro gobernador Vicente Antonio Blel, su gobierno del ‘Bolívar Primero’ y el Instituto de Cultura y Turismo (Icultur), no pueden perder la oportunidad para darle el mejor y más merecido de los cumpleaños, haciendo todos los esfuerzos para que el maestro obtenga la condecoración del Premio Nacional Vida y Obra 2020 que otorga el Ministerio de Cultura.

Esta honrosa distinción es entregada ni más ni menos que aquellos colombianos que a lo largo de su vida han contribuido a enriquecer los valores artísticos y culturales de la Nación, gracias a un trabajo realizado que ha generado impacto en el campo social y cultural.

«Hablar de Adolfo Pacheco es sinónimo de inspiración para nuestro departamento, es el hombre que a través de sus cantos ha sabido mostrar y describir toda una cultura. Pensamos que ha llegado el momento para que el Gobierno Nacional reconozca en vida el valioso aporte que le ha hecho a la Nación la obra musical del maestro Adolfo y que mejor reconocimiento que con el Premio Nacional Vida y Obra», afirmó el gobernador de Bolívar Vicente Antonio Blel.

Su obra

La obra musical de Pacheco ha sido exitosa por donde se mire, debido a que son más de 180 canciones grabadas, 60 de ellas han sido grandes éxitos en diferentes ritmos y géneros. El maestro se ha dado el lujo de componer vallenatos, cumbias, porros, chande y hasta boleros.

«Es la figura más prominente de la música sabanera , estandarte de toda una región que durante años ha luchado por el reconocimiento de este sonido musical único e inigualable en el mundo» sostiene el periodista y gestor cultural de San Jacinto, Juan Carlos Díaz.

Adolfo Pacheco ha sido condecorado a lo largo de su vida con grandes reconocimientos, uno de los más importantes es ser Rey vitalicio del Festival de la Leyenda Vallenata de Valledupar en 2005, ha sido homenajeado en los más importantes festivales del Cesar y La Guajira, como el ‘Cuna de Acordeones’ de Villanueva. Sus canciones han sido grabadas por reconocidos artistas de la talla de Carlos Vives, Diomedes Díaz, Beto Zabaleta, Iván Villazón entre otros.

Musicalmente hablando, Pacheco es un músico en todo el sentido de la palabra pues canta, toca la guitarra, tambor, guacharaca y tiene idea para tocar el acordeón, además es un estudioso de la música, pues a lo largo de sus casi 80 años, ha viajado por distintas partes del territorio nacional conociendo y degustando distintas melodías.

«Es una oportunidad memorable para que el maestro Adolfo Pacheco siga consolidando la grandeza de su obra musical que tantas alegrías nos ha dado, por eso haremos todo lo necesario para que este premio Nacional Vida y Obra se quedé en Bolívar en 2020» sostiene el director de Icultur Iván Sanes Pérez.

Su más grande obra musical ha sido ‘La Hamaca Grande’, canción que dividió en dos la música de acordeón significando un antes y un después. La compuso después que Andrés Landero, otra leyenda que tuvo la música bolivarense perdiera en 1968 la corona del Festival Vallenato ante el legendario acordeonero Alejandro Durán.

De igual manera, fueron grandes éxitos de Adolfo Pacheco: ‘El viejo miguel’, ‘El Mochuelo’, ‘Mercedes’, ‘Me rindo majestad’, ‘El Pintor’, ‘El tropezon’, ‘El Cordobés’, ‘Mujeres morenas’ entre otros.

Radio Revista Zetta

Sondeo

Publicidad


...