CONÉCTATE CON NOSOTROS

Materia Gris

El guayabo de la pandemia – Opinión de Ambrosio Fernández

Por Ambrosio Fernández (Especial para Revista Zetta).- 13 de septiembre de 2021.- De acuerdo a estimaciones de las Naciones Unidas, alrededor del 80% de los bienes que consumimos hoy en el mundo se transportan por vía marítima. El flete de un contenedor de China a Colombia que hace poco mas de un año estaba alrededor de los  2.000 dólares, hoy podemos conseguirlo por arriba de los 10.000 dólares. Estas cifras, aunque parezcan insignificantes, llevan marcado un gran impacto en las intenciones de la recuperación de la economía mundial, situación que muchos expertos han decidido llamar crisis de la logística o crisis de los contenedores. 

Esta realidad, provocada por los confinamientos de la pandemia, generó que muchos jugadores mundiales de la logística decidieran disminuir su capacidad para adaptarse a los nuevos volúmenes reducidos de carga que generaban en los momentos mas álgidos de la-Covid las cadenas de abastecimiento en el mundo, esta decisión provocó una insólita escasez de espacios de barcos disponibles para transportar los productos de Asia a Occidente principalmente y, como si fuera poco, sumado a esta falta de contenedores, se agregan las congestiones que aun experimentan los principales puertos del mundo y la reducción de la producción de algunas fábricas en China, este  escenario que podría ser mas adverso en la medida que se acerquen las fiestas de fin de año, coloca al sector de transporte internacional ante uno de los retos mas importantes de su historia, reaccionar con una oferta de servicios logísticos y de transporte con la misma rapidez que experimenta el crecimiento de la demanda del comercio exterior como consecuencia de la reactivación económica en el mundo, seguro ocupara los primeros temas de las agendas.

Todo este panorama concibe un espectáculo abrupto para las cadenas logísticas, donde seguramente el eslabón mas golpeado será el precio final de los productos o, mas grave aun, muchos de los productos que frecuentábamos consumir simplemente no estarán disponibles por un largo tiempo, grandes marcas mundiales se están preparando para un fin de año muy difícil por los desafíos logísticos, tomar decisiones comerciales y logísticas sin tener certeza de la evolución que pueda tener en el mundo las diferentes variables de la pandemia a finales de año podría ser la principal contienda para el comercio mundial en lo que queda del 2021.

Ante esta circunstancia y la inminente alza de precios de los productos que logremos conseguir en el mercado para finales de año, muchos expertos recomiendan anticiparse a las compras de navidad, por que será muy difícil creer que Santa no pudo venir este año porque no estaba vacunado, pues a su edad, debió estar entre los priorizados.

Ambrosio Fernández

Twitter: AmbrosioFma