CONÉCTATE CON NOSOTROS

Destacadas

El parque lineal de Crespo, un activo despreciado por el Distrito – Opinión de Álvaro Royo desde Xiamen

Por Álvaro Royo Bárcenas (Especial para Revista Zetta).- (Xiamen – China).- 10 de octubre de 2021.- En una ciudad donde el metro cuadrado es de los más costosos de Colombia, hay áreas donde se pueden hacer muchos tipos de proyectos, y con sorpresa mayúscula vemos que el Distrito no ve sino un peso que cargar, un lastre, algo que hay que dejarlo tirado, y así está, tirado, como un potrero sin uso, miles de millones en tierras que con cero inversión se pueden generar unos usos con los que hagan negocios la empresa privada, las comunidades y por supuesto el Distrito.

Yo pensaba que ya había visto todo cuando veo el parque Centenario cerrado a cal y canto en horas de la noche, Cartagena que anda peleando con los locales comerciales porque quieren sacar sillas y mesas a las plazas y calles, que los 31 de diciembre el Centro Histórico se convierte en un fiestón monumental donde no cabe la gente más sin embargo hay varias hectáreas dentro del mismo Centro que ese día tampoco se usan, y la policía peleando y demarcando los espacios para que la gente no use las calles.

Esto es bastante especial.

Yo quisiera saber cuál fue la administración que se le ocurrió cerrar el parque del Centenario. Qué alcalde o qué Concejo funcionaba en ese entonces porque eso llevará más de una década cerrado, si por ejemplo hace 10 años se hubiera desarrollado allí un proyecto de parqueaderos subterráneos, miles, estaciones de coches eléctricos para turistas, restaurantes y bares internacionales en determinadas áreas, juegos de niños, naturaleza, museo, biblioteca, un túnel subterráneo peatonal con pasaje comercial que salga a la puerta del Reloj y al muelle de los Pegasos, es tanto lo que se puede hacer allí y lo que se le ocurrió a un grupo de magos fue cerrarlo.

Así nos va.

Si calculáramos plazas de parqueos vendidas, arrendadas, locales comerciales, juegos, restaurantes y otro tipo de atracciones que conviertan al parque del Centenario en el elemento articulador comercial, de encuentro y de naturaleza entre San Diego y Getsemaní, las ganancias se contarían en millones de dólares, en una ciudad donde el desempleo y la informalidad pasan del 50% una activo como ese, en una de las mejores ubicaciones de América Latina y lo tenemos cerrado. ¡Váyanse p’al carajo!

Un parque debe tener varios elementos que lo conviertan en eso, en un parque, y bueno si, zonas de recreación, circulación, áreas libres, mucho verde y naturaleza etc., Pero hay un componente tan importante como todos los anteriores, y es la generación de los recursos para su mantenimiento, ese punto debe ir incluido en el presupuesto de la obra, en el momento mismo de la concepción y generación del diseño de este, si no está contemplado, entonces no te molestes en siquiera en iniciarlo porque ya ha nacido muerto.

Y en ese punto está el parque Centenario, que a ese se le perdona porque su concepción fue en tiempos remotos, y para esa época los principios de la arquitectura como la conocemos hoy en día estaba dando pasitos pero ya hace 30 años que ha podido darse ese paso, el de convertirlo en algo decente y además bastante productivo.

¿Pero el parque lineal de Crespo? ¿Que a sus pocos años de haber sido diseñado no haya sido considerado por su ubicación estratégica como un punto de generación de recursos por lo menos para su mantenimiento? ¿Y que esta generación de recursos lo sea también para esas comunidades aledañas? ¿Y para el Distrito? Siempre se les oye decir que no hay recursos, que no hay plata, pero tampoco hacen o buscan las maneras para poner a funcionar esos activos que terminan despreciando como si esa fuera la única posibilidad. Mirar para otro lado.

Se me olvidaba también el parque de la Marina, otro activo, otro desperdicio.

Thinking

Cuando uno visita parques acá en Asia, siempre encentra uno el componente comercial, y no estoy hablando del quioscos con borrachos y música a todo volumen, no, estamos hablando de proyectos bien pensados donde la parte cultural, artística, comercial, de diversión y entretenimiento mezclados con elementos educativos, modernos, históricos y de mucha naturaleza te lo convierten en un verdadero sitio a visitar, a estar, con ganas de quedarse, de recorrerlo, las actividades que se generan atraen a la gente y la vocación de cada parque por su ubicación y sus comunidades aledañas se juntan para apropiarse de el con unas normas de uso, unas reglas y una empresa nueva que lleve el control de este, formado por la empresa privada , la comunidad y el Distrito. 

Un triángulo al cual se le debe dar la importancia capital que se merece, si este triángulo no funciona, pues tendremos ciudades que no funcionan, como Cartagena por ejemplo.

Como siempre allí está mi email al pie de página para los que quieran escribirme sus opiniones acerca del tema y con mucho gusto les responderé.

¡Un abrazo!

Álvaro Royo Bárcenas

Xiamen-China

enchina@gmail.com

www.alvaroroyo.com

Twitter: @Alvaro_E_Royo

0086-13559231344