CONÉCTATE CON NOSOTROS

Destacadas

Imprimir dinero: cuándo sí, cuándo no – Opinión de Álvaro Royo desde Xiamen

Por Álvaro Royo Bárcenas (Especial para Revista Zetta).- (Xiamen – China).- 17 de abril de 2022.- Más que unas conclusiones sobre el tema, lo que estoy tratando de hacer en este artículo es poner sobre la mesa diferentes experiencias de diferentes países que de una forma u otra lo han hecho, no una sino muchas veces, y en algunas ya como política de estado con unas reglas y unas limitantes extremadamente claras para su puesta en práctica.

A la pregunta de si imprimir o no siempre tiene una respuesta mixta.  Más que un porque sí o porque no,  es un cuándo sí y cuándo no.

Si miramos primero para los Estados Unidos vemos que estos han imprimido más en los últimos 6 años que en los últimos 50 años, ¿por qué? Porque el presidente Donald Trump estaba apostando por un dólar débil para atraer la producción de las fábricas de China de regreso a los Estados Unidos beneficiando las exportaciones; luego el presidente Joe Biden para ayudar a las familias por tema de pandemia siguió imprimiendo trillones de dólares.

Y ahora con el plan de modernización de infraestructura aprobado por el Senado hace unos meses lo han seguido haciendo

Y entonces muchos dirán que esto ha sido el responsable de la inflación que hay en USA a día de hoy, y subiendo, aquí nuevamente la respuesta es sí y no, o mejor digamos, solo en parte, ¿por qué? Porque el problema de la inflación en estos momentos es mundial, hay inflación acá en China, hay inflación en Latinoamérica, también Europa y África andan cogidos del cabello viendo a ver cómo solucionan este mismo problema, ¿por qué? Pues por la afectación en la cadena de suministros, esa palabreja que algunos no entendíamos y se resume en que si antes un contenedor de 20 pies de China a América costaba mil dólares enviarlo hoy vale 12 mil, si, (doce mil dólares), y a eso le sumas el alto precio del petróleo y la negativa respuesta de la OPEP para elevar la producción y bajar el precio, entonces tienes varias respuestas a la vez.

Siguiendo con las políticas del presidente Donald Trump y al mismo tiempo mirando a China, este siempre mantuvo el tono alto acusándola de mantener el remimbi débil artificialmente para así afectar a sus competidores y beneficiar su economía, esto siempre fue un secreto a voces dentro de los economistas a nivel mundial y lo que hizo el presidente Trump fue visibilizarlo, imprimir para financiar grandes obras de infraestructura pero a la vez intervenir la economía con ciertos controles de cambio para evitar que ciertos sectores se salieran de madre es casi que una constante en esta economía.  

  que estas prácticas son intervencionistas para con el mercado, o puedes llamarles de otra forma,  reguladoras, pero si el Estado no controla los mercados, estos terminarán controlando al Estado y los ciudadanos pasaran a ser solo un número en las estadísticas anuales de las empresas de un país, si no pregunten  a la Súperintendencia de Industria y Comercio las multas que impuso a las empresas que conformaban el cartel de los pañales en Colombia, y esos casos los hay por montones.

La impresión de billetes funciona de la misma forma, con unas reglas clarísimas que regulen su cómo, cuándo y porqué.

¿De dónde creen que salieron los 700 mil millones de dólares que el presidente Obama le dio al sistema financiero para rescatarlo si no fue de la impresión de billetes?

En cambio, imprimir para dárselo a familias pobres es una pésima idea porque no estás creando valor con la impresión y entrega de estos dineros, en cambio imprimir para vender bonos a inversores y así recibir dinero para financiar grandes obras de infraestructura que generen empleo y beneficien la movilidad y la interconexión que te va a hacer ganar en competitividad, y luego ese pasivo vas entregándolo en un goteo con un marco de tiempo establecido mientras los beneficios de todo lo mencionado anteriormente comienza a verse reflejado casi que es política de estado en muchos países, Japón y China por mencionar solo dos casos, tercera y segunda economía a nivel mundial respectivamente.

Sucumbir a las tentaciones principalmente con la poca seriedad y lo golfos que suelen ser nuestros dirigentes y políticos es de las cosas más delicadas a tener en cuenta en nuestros países porque imprimir a discreción es jugar con fuego

El imprimir debe ser una herramienta más de aproximación a unos objetivos, y que una parte de ellos pueden ser económicos, pero una herramienta, una entre varías,  no el fin de la ecuación

Por eso es importante tener claro el cuándo, Venezuela ha impreso sin control y solo para entregarle a la gente, sin generar empleo, obras y riqueza con el producto de esa impresión, y eso, lo saben ustedes más que yo, tiene al bolívar en el sitio en que está.

Todos los países del mundo quieren atraer inversiones extranjeras,  y ¿qué es eso al final?  Pues entrada extra de dinero circulante, que te crea inflación si entra de un momento a otro y en grandes cantidades, pero como está inversión extranjera entra direccionado a inversiones físicas y creación de empleo y tienen un marco de tiempo pues los efectos se notan, pero menos y poco a poco.  

Pero si imprimes hoy y pones a circular mañana, allí es donde está el tremendo detalle.

Thinking 

Imprimir para repartir a los pobres es una soberana estupidez, imprimir para inversiones de infraestructura y creación de industria y generación de empleo para esas comunidades necesitadas y además controlado en el tiempo, y en sectores sí puede ser beneficioso.

En economía como con los medicamentos siempre se analiza el riesgo costo beneficio,  quiero decir, esto de los efectos secundarios que no siempre pueden llegar a ser los deseados, pero cuando el beneficio se calcula mayor, entonces pues siempre vale la pena correr el riesgo.  

Japón,  USA,  Colombia,  China,  Venezuela, (solo por mencionar estos casos) todos con resultados diferentes, han impreso papel moneda muchas veces, o casi siempre, porque siempre ha sido con un objetivo y un marco especifico, (a los que les ha ido bien)  no siempre solo para rescatar bancos, ni para entregárselo a los más necesitados, (a los que le ha ido mal) si no para grandes obras de infraestructura que generen empleos y beneficien la economía misma bajo la mirada seria, estricta e insobornable de ese mismo estado que imprime.

Como siempre allí está mi email al pie de página para los que quieran escribirme sus opiniones acerca del tema y con mucho gusto les responderé

¡Un abrazo!

Álvaro Royo Bárcenas

Xiamen-China

enchina@gmail.com

www.alvaroroyo.com

Twitter: @Alvaro_E_Royo

0086-13559231344

 

 

All the cranes, buildings and builders are separate and complete. There are many people working on the scaffolding- zoom in to see the detail!