CONÉCTATE CON NOSOTROS

Ciudad

Unibac celebra los 131 años de la Academia de Bellas Artes de Bolívar

Cartagena de Indias, jueves 28 de abril de 2022. Este 28 de abril se cumplieron 131 años de fundación de la Academia de Bellas Artes de Bolívar y es por ello que la Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar (Unibac), se une a la conmemoración de esta institución pionera del arte en Bolívar y el Caribe Colombiano en la enseñanza de las artes plásticas.

Unibac es parte de la historia de Cartagena, son más de 130 años llevando la bandera de las bellas artes en la región Caribe. Por eso es importante recordar su pasado para valorar su presente.

Un poco de historia: La Academia de Bellas Artes de Bolívar jugó un papel significativo en algunos aspectos culturales de la capital bolivarense, teniendo en cuenta que es la primera de este tipo que se abrió en toda la Región Caribe. Unibac le da continuidad a un sueño que se remonta siglos atrás, desde la creación del Instituto Musical de Cartagena, fundado el 20 de agosto de 1889, siendo gobernador el José Manuel Goenaga Gómez (1887-1890) y secretario de gobierno, Henrique Luis Román, encargando en su dirección al músico italiano Lorenzo Margottini.

Dos años después, el 28 de abril de 1891, se crea mediante Decreto 141 la Academia de Bellas Artes de Bolívar, el Instituto Musical se integra a ésta, siendo su primer director el pintor colombiano Epifanio Garay. La primera sede de la Academia de Bellas Artes fue en Calle de la Inquisición, antiguo local del primer Club de la ciudad fundado por el expresidente Juan José Nieto (hoy Casa Mapfre).

Estos son los orígenes de lo que más adelante se llamaría Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar. No fueron inicios fáciles. Con poco apoyo gubernamental y una serie de conflictos y separaciones tempranas, la Escuela de Dibujo, Pintura y Ornamentación (Academia de Bellas Artes) se ve obligada a clausurar tempranamente en 1893.

Después de la Guerra de los Mil Días, y de existir diferentes institutos de carácter particular que le dieron cierta continuidad a la enseñanza de la plástica y la música en Cartagena y Bolívar, lo que sería la Escuela de Bellas Artes se reorganiza en el Colegio Fernández de Madrid (hoy Universidad de Cartagena), y se anexa a la Facultad de Filosofía y Letras. La existencia de esta Institución fue efímera, y debemos esperar hasta 1937, con la creación de la Escuela Departamental de Música, para ver el surgimiento de una institución de enseñanza de las artes de naturaleza oficial. Este hecho es sumamente importante pues la directora de esta Escuela sería doña Josefina De Sanctis, la virtuosa músico y pedagoga hija de Juan De Sanctis, uno de los docentes italianos fundadores del anterior Instituto Musical de Cartagena.

Doña Josefina estuvo al frente de la Escuela Departamental hasta su cierre, y posteriormente continuó su ánimo de enseñanza abriendo su propio Instituto Musical. Esta lideró esfuerzos de enseñanza musical en Cartagena, ya sea de manera oficial o privada, por más de 18 años, hasta su fallecimiento en 1955. A su muerte es nombrada María Cristina de León viuda de Luna Ospina, como directora del Instituto Musical, en ese momento ya el maestro Adolfo Mejía Navarro actuaba como subdirector de la misma.

Es posteriormente, en 1957, que el Instituto Musical de Cartagena, que en ese momento residía en la Calle del Arzobispado, se reincorpora al gobierno departamental por orden del Gobernador de la época, el teniente coronel Luís F. Millán. En segundo lugar, ese mismo año en diciembre, el gobernador Eduardo Lemaitre reorganiza el Instituto Musical de Cartagena, llamándolo Instituto Musical y de Bellas Artes, y por ende, decreta la reapertura de la Escuela de Artes Plásticas, dándole nueva apertura al sueño de enseñanza oficial de las Artes Plásticas que se vio truncado a principios del siglo. De esta forma, el Instituto Musical y de Bellas Artes inicia actividades el 3 de febrero de 1958, bajo la dirección general de María Cristina de León Viuda de Luna Ospina. Ese mismo mes se autoriza de manera oficial la apertura de la sección de teatro y para este efecto se trae al dramaturgo y director teatral español Juan Peñalver Laserna.

En la dirección del Instituto Musical se encuentra María Cristina de León, con la asesoría técnica de Adolfo Mejía Navarro y posteriormente de Jiri Pitro Matejka y Zino Yonusas Baranauskas. El Instituto Musical floreció y en su seno se gestaron cientos de artistas de talla nacional e internacional. La aparición de las Artes Escénicas abrió una nueva tradición que se ha desarrollado de forma casi ininterrumpida hasta nuestros días, generando una escuela dramatúrgica cartagenera reconocida a nivel internacional. La época de los 50 y 60 representó el renacimiento de las Artes Plásticas en el Caribe Colombiano, con la aparición y desarrollo artístico del llamado Grupo de los 15, alrededor de la figura emblemática del maestro francés Pierre Daguet. Artistas como Heriberto Cogollo, Darío Morales, Alfredo Guerrero y Cecilia Delgado configuraron con su obra una época y su legado se extiende hasta nuestros días.

A partir del año 1963 el Instituto Musical y la Escuela de Bellas Artes se independizan nuevamente, para después de una serie de cambios y conflictos, volver a reunirse en la Escuela de Bellas Artes de Cartagena.

Durante todos los años en los que funcionó el Instituto Musical o la Escuela de Bellas Artes, nunca había tenido una sede fija y estable donde la comunidad de las artes de Bolívar pudiera ejercer sus prácticas artísticas y pedagógicas. El viacrucis se transformó durante las épocas de los 60 y 70 en una de las principales razones de inestabilidad administrativa y académica, hasta que a finales de 1976 la Escuela de Bellas Artes se trasladó al que sería su hogar y donde continúa en la actualidad: el Convento e Iglesia de San Diego. Sin embargo, el claustro fue entregado de manera informal y en ruinas. No había certeza de que en algún momento no le fuera arrebatada la nueva sede.

En 1983 se nombra a Aníbal Olier Bueno como director, quien estuvo al frente de la Institución por casi 10 años. Durante su dirección se expide la Ordenanza 35 de 1990 de la Asamblea departamental de Bolívar, la cual crea a la Escuela de Bellas Artes como Institución de Educación Superior. Sin embargo, faltaba el estudio de factibilidad socioeconómica, que había sido rechazado por el ICFES en 3 oportunidades.

En enero de 1999, se nombra a Sacra Norma Náder David, en la dirección, quien adelantó dicho estudio, logrando la aprobación de Bellas Artes como Institución de Educación Superior (IES) el 23 de noviembre de 2000, que a la postre pasaría a llamarse Escuela Superior de Bellas Artes Cartagena de Indias, debido a su nuevo estatus como IES.

Posteriormente, en 2008, partiendo de su nueva naturaleza como Institución Universitaria y de sus orígenes como Academia de Bellas Artes de Bolívar, se le denomina Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar.

Resurgimiento y consolidación definitiva de Bellas Artes:

El nuevo milenio no sólo ha traído el resurgimiento y consolidación definitivas, sino nuevas oportunidades que desde la institución se han abierto a la comunidad bolivarense: la apertura de tres programas nuevos (Diseño Gráfico, Diseño Industrial y Comunicación Audiovisual), que consolidan a Bellas artes como una institución que le apuesta a la educación superior, que brinda oportunidades de formación y de desempeño para la comunidad bolivarense. En los últimos años, la apertura de la Maestría en Historia del Arte, en convenio con la Universidad de Antioquia, le garantiza a nuestros egresados y docentes un desarrollo continuo en posgrados y traza nuevos retos a nivel académico e investigativo.

Su rectora Sacra Náder David, el equipo docente y administrativo, estudiantes y egresados celebran orgullosos los 131 años de la fundación de la Academia de Bellas Artes de Bolívar, son 131 años de evolución en la que ha pasado por diferentes sedes, ha tenido cierres y reaperturas, cambios de nombre, y ha sido liderado por distintas personalidades, pero siempre ha conservado su naturaleza de formar grandes artistas del Caribe para el mundo. Hoy la denominada Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar (Unibac) es sinónimo de excelencia académica y administrativa, muestra de ello es la acreditación de alta calidad del programa de Música.

¡Larga vida a Bellas Artes! 

Si quieres saber más sobre la historia de Unibac puedes consultar el libro Bellas Artes como Historia de Cartagena, y lo encuentras en la Biblioteca Marún Gossaín Jattin de Unibac.

 

¡Unibac, Calidad que Trasciende!