CONÉCTATE CON NOSOTROS

Actualidad

Liderazgo, solidaridad y tecnología, aliados de las seguridad ciudadana

En el salón Galeón del hotel Hyatt Regency, en Bocagrande, se realizó el Foro «Cartagena no da espera, ¡Seguridad YA!»

Cartagena de Indias, 1 de octubre de 2022.- La desbordada criminalidad que azota a Cartagena de Indias y la tenue reacción de las autoridades fueron el marco sociológico del foro de seguridad ciudadana, que organizó el Centro de Pensamiento Liderazgo Caribe, y donde la concurrida asistencia coincidió en identificar al liderazgo, solidaridad y tecnología como aliados fundamentales en toda política de seguridad.

El invitado central fue Hugo Acero, exsecretario de Seguridad y Convivencia Ciudadana de Bogotá, quien compartió la experiencia en el manejo de este tipo de políticas y resaltó que lo que ocurre en Cartagena de Indias repercute en todo el país, por lo que es indispensable un liderazgo claro de las autoridades para establecer acciones que enfrenten las expresiones delincuenciales.

Dumek Turbay, exgobernador y líder deportivo.

Este encuentro ciudadano contó con la participación del representante a la Cámara por Bolívar, Fernando Niño Mendoza;  el director del centro de pensamiento Liderazgo Caribe, Rodolfo Díaz Wright; el exgobernador de Bolívar y dirigente deportivo, Dumek Turbay Paz; lideres comunales y académicos; empresarios del sector del entretenimiento, industrial y turístico; miembros de asociaciones vecinales, medios de comunicación, profesionales en todas las áreas y exfuncionarios del Distrito.

Rodolfo Díaz, director del centro de pensamiento Liderazgo Caribe.

El anfitrión de este evento académico, Rodolfo Díaz Wright, fue el encargado de hacer la presentación inicial, donde manifestó que Cartagena tiene más de 500 años de historia, pero en realidad lleva 60 de desarrollo urbano, “creciendo desordenadamente hacia arriba y hacia adentro”. Precisó asimismo que la ola de inseguridad en Cartagena es un fenómeno multicausal que tiene raíz en esa manera desigual y desordenada de expandirse, “donde el crecimiento económico generado por el turismo no llega a las capas bajas de la cuidad”.

Fernando Niño, representante a la Cámara.

Hugo Acero Velásquez expuso que la seguridad garantiza desarrollo, bienestar e inversión, y es un derecho que el Estado debe garantizar. Subrayó que al asunto de seguridad y convivencia ciudadana no es un problema de policías y jueces, “es un trabajo en equipo entre fuerza pública, gobiernos locales, ciudadanía y el aparato judicial”.

Acero explicó que la seguridad debe sustentarse en enfoques diferenciales, poblacionales y que, contrario a lo que se piensa, no necesariamente existe una correlación entre pobreza y delincuencia, “hay municipios muy humildes y tranquilos”. Añade que, para hacer una intervención integral, es necesario fortalecer el capital social; y lo más importante, los entornos sociales y espacios ciudadanos deben estar mantenidos, atendidos, “Debe haber un trabajo articulado entre ciudadanía y gobierno. Un entorno abandonado y sin suficiente iluminación, por ejemplo, es proclive al delito”.

Juan Carlos Ayala, abogado.

Sobre el caso Cartagena y de acuerdo a su diagnóstico, aseguró que las bandas criminales están controlando la vida de las comunidades, y este fenómeno hay que atenderse de manera articulada porque “la delincuencia se aprovecha de nuestra desorganización y carencias”. El fenómeno del ‘gota gota’ por ejemplo, está generando muchísima violencia, subraya el experto.

Acero destacó que la seguridad es un asunto de liderazgo donde la recuperación de confianza en las autoridades solo se consigue con trabajo, resultados y mucha labor comunitaria. Precisó que “hay que asumir las funciones del Estado, que las instancias de justicia funcionen, comisarías de familias, inspecciones y unidades de mediación”. El exsecretario de seguridad hizo permanente énfasis en que el trabajo articulado y coordinado entre los organismos de seguridad del Estado, el gobierno local, la ciudadanía y la justicia, es fundamental para intervenir el flagelo. 

“Cartagena es una ciudad que le duele al país”, concluyó Acero.

Jaime Hernández Amín, dirigente.

La comunidad habla

Oswaldo Perea, líder vecinal de la localidad 1 manifestó su preocupación por lo que viene en materia de seguridad en las Fiestas de Independencia que se realizarán en noviembre, “se anunció una agenda festiva muy nutrida pero el Distrito no ha garantizado la seguridad y nos preocupa mucho lo que pueda pasar en medio de este contexto de miedo y criminalidad”. 

Miguel Mendoza, empresario y vecino del barrio Manga, manifestó su preocupación por la ausencia de articulación entre la Policía Metropolitana y el Distrito, y propuso retomar los frentes de seguridad.

Fernando Niño, Jaime Hernández Amín y Dumek Turbay.