CONÉCTATE CON NOSOTROS

Política

Por invitación de Funcicar se llega a la Comisión Ciudadana Contra la Corrupción

Cartagena de Indias, 8 de septiembre de 2021.- La entidad privada Funcicar informó sobre la instalación del «Comité Ciudadano de Lucha Contra la Corrupción (CCLCC)», y explicó que es una «instancia consultiva que activa la participación para aumentar la incidencia ciudadana en Transparencia, Rendición de Cuentas y Cultura Anticorrupción. La secretaría técnica la ejercerá Funcicar, en el marco del programa de USAID Juntos por la Transparencia».

También informó que se trata de un grupo de 15 personas, provenientes de «distintos grupos poblacionales (mujeres, jóvenes, afrodescendientes, migrantes, LGBTIQ+, adultos mayores) y sectores de la sociedad civil (comunal, cultural, veeduría, ambiental, educativo)».

Esas 15 personas no se postularon ni respondieron a una convocatoria abierta, sino llegan por invitación directa de Funcicar después de un «mapeo», es decir, una especie de barrido de identificación de liderazgos en ese ámbito.

Según Funcicar, el CCLCC «avanzará en la construcción y ejecución de la Agenda Ciudadana Anticorrupción, iniciativa ciudadana en el nivel territorial, que define acciones a favor de la transparencia, integridad y lucha contra la corrupción».

Consultamos con Funcicar sobre la manera en que las personas llegan al comité, a quién representan, qué mecanismo se empleó para que integren ese comité, por cuánto tiempo estarán, y a quienes reemplazan, en caso de sustituciones.

Este fue la respuesta:

Funcicar tiene dentro de su razón social el liderazgo de esfuerzos ciudadanos para la lucha anticorrupción. Para hacer de este propósito una acción colectiva, creó en 1997 la Comisión Ciudadana Contra la Corrupción. Diez años después, este esfuerzo consolida una alianza con la Presidencia de la República y se firma el Pacto por la Transparencia y Lucha contra la corrupción, que propició cambios institucionales hacia prácticas de buen gobierno, partiendo de espacios de interlocución entre la institucionalidad y distintos actores sociales. 

En 2021 se constituye una nueva Comisión Ciudadana de Lucha Contra la Corrupción-CCLCC- como instancia consultiva de Funcicar para activar la participación e incidencia ciudadana en temas clave como: Transparencia, Integridad, Rendición de Cuentas y Cultura Anticorrupción. La secretaría técnica la ejercerá Funcicar, en el marco del programa Juntos por la Transparencia (JxT) que ejecuta DAI con la financiación de USAID.

15 líderes cívicos de distintos grupos poblacionales (mujeres, jóvenes, migrantes, LGBTIQ, afro) y sectores de la sociedad civil (comunal, cultural, veeduría, ambiental, academia) integran este Comité: 

– Juan Carlos Ferro Borda. Consejero Territorial de Planeación, sector comunal.

– Diego Pedroza Vanegas, gestor de proyectos comunitarios y veedor ciudadano.

– Eduardo Pastrana Salcedo, consejero local de planeación, sector diversidad sexual.

– Aury Mulford Angarita, lideresa en el sector de la Discapacidad.

– Álvaro Vegas Pájaro, miembro sector organizaciones migrantes. 

– Catalina Vela Becerra. Productora escénica y audiovisual.

– Gina Ruz Rojas. Investigadora y gestora cultural.

– Eliana Salas Barón. Directora de Cartagena cómo vamos.

– Juana Franzual Matute. Lideresa afrodescendiente, miembro del consejo comunitario de bayunca.

– Karen Cueto Salas. Miembro de la Red de jóvenes

– Luis García Quintana. Miembro de un Colectivo de comunicación.

– Mercedes Posada Meola. Integrante del movimiento de mujeres y feministas de Cartagena, directora del programa de Comunicación social de la UTB. 

– Rosario Martínez Calvo. Lideresa comunal

– Yimara Marimón Corredor. Consejera local de Planeación-Juventudes

– Marcos Tous del Toro. Líder comunal y ambiental.

Los miembros del CCLCC se seleccionaron partiendo de un mapeo de actores locales realizado por Funcicar caracterizados por haber desarrollado procesos sostenibles de incidencia y control ciudadano en Cartagena, favoreciendo directa o indirectamente la lucha anticorrupción. De este universo se identificaron aquellos con experiencia, perfil de liderazgo, interés sectorial, capacidad de convocatoria, movilización e innovación social, teniendo como enfoque la inclusión social. Una vez hecha la invitación cada miembro conoció y aceptó el reglamento interno, las disposiciones del Código de Ética.

Los objetivos del Comité, que son:

– Fortalecer vínculos al interior de los actores de la sociedad civil, y entre estos y funcionarios públicos.

– Generar espacios de conocimiento, conversación y aprendizaje entre sectores en asuntos relacionados con la transparencia, integridad, rendición de cuentas y lucha contra la corrupción.

– Propiciar una consulta activa frente a temas relacionados con el fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil e iniciativas institucionales públicas.

– Contribuir con aportes programáticos a la construcción de agendas ciudadanas anticorrupción.

– Movilizar entre sus redes y aliados aquellos temas que desde el CCLCC se consideren necesarios para desarrollar sus propósitos.

– Estudiar, discutir y retroalimentar casos de inversión pública o acciones institucionales de interés general que se definan como prioritarias al interior del CCLCC.

Los integrantes del CCLCC estarán por un periodo de 1 año a partir del 31 de agosto; podrá reunirse libremente para desarrollar la agenda de trabajo. La frecuencia de las reuniones ordinarias es de tres meses. Las causales de no renovación son dejar de asistir a dos reuniones anuales sin justa causa, infringir el código de ética y manifestar no querer continuar.