CONÉCTATE CON NOSOTROS

Destacadas

Las EPS en Colombia, armas de destrucción masiva – Opinión de Álvaro Royo desde Xiamen

Por Álvaro Royo Bárcenas (Especial para Revista Zetta).- (Xiamen – China).- 3 de julio de 2022.- Cuando te suceden una o dos veces las cosas puedes pensar que son casualidades, pero si te pasan 3, 4 y hasta 5 veces, y si a eso le sumas las historias que te cuentan personas allegadas que sabes que no te están mintiendo y les está sucediendo lo mismo, entonces ya no existe la menor duda de que no hay ninguna duda. Esto está sucediendo, y sucede porque así se ha organizado y planificado de manera deliberada.

Lo que voy a escribir a continuación no es ningún secreto, es algo que los colombianos ya lo tienen asimilado, además he visto muchos titulares que ya no lo son sobre el tema, y así son las cosas, no les prestas mucha atención hasta el día que te toca vivirlas, esta es la experiencia de mi familia con la EPS SANITAS, pero sucede en casi todas. 

Tienen excelentes instalaciones, el personal impecablemente vestido, tienen un trato bien educado con los clientes, el problema es cuando ese cliente se convierte en paciente, allí falla absolutamente todo. Unos cascarones bien presentados que al final son unas trampas que para lo único que deberían servir, que es para cuidar la salud de sus  afiliados, y allí es donde están fallando, y lo que más da asco con estos señores es que esos entramados, esa maraña de ventanillas, sellos, cartas, emails, quejas, abogados, tutelas, se cuentan en incapacidades de por vida y en pérdidas de vidas humanas.

Ellos lo saben y actúan con conocimiento de causa,  porque esas instalaciones modernas confortables y bien logradas, pero que al mismo tiempo funcionan con sistemas de gestión de la Edad Media, no tienen absolutamente ninguna justificación para  dilatar en el tiempo los procesos para que el paciente pase a ser una persona incapacitada o un cadáver, fingen velar por nuestra salud pero solo velan por sus espantosos intereses.

Estos problemas son de conocimiento público en Colombia y uno los lee en periódicos y redes sociales pero ya se volvió tan una costumbre que no pasamos del titular, pero cuando ya toca a tu familia,  una, dos, tres, cuatro y hasta 5 veces ya sabes que no puede ser coincidencias ni pueden ser hechos aislados.  

Mi madre estuvo muchísimos años pagando su salud y cuando fue diagnosticada con cáncer no solamente le tocaba luchar contra la enfermedad, resistir quimioterapia, pérdida de cabello, de peso, etcétera, sino batallar con abogados para que SANITAS pudiera cumplir a punta de tutelas y demás herramientas legales para que estos señores pudieran darle sus medicamentos, mi madre falleció en el año 2015 y sé que mereció más de parte de ellos, cuando podía charlar con ella mostraba su amargura e impotencia con un sistema de salud que hace aguas por todos lados, esa entidad de salud le quedó debiendo.  

Luego con mi padre, aunque fueron otros problemas de salud, la tragedia de soportar la burla y las excusas diarias del mismo SANITAS casi que había que tener una persona dedicada de tiempo completo a gestionar el papeleo, ventanillas,  firmas, sellos,  abogados,  tutelas, visitas de funcionarios, trampas, etcétera.

El desenlace fue igual, una entidad que en sus años productivos recibía el dinero de mis padres pero cuando ellos necesitaron de sus cuidados y el cliente se volvió paciente solo le hicieron pistolas. Mi padre falleció hace unos meses rogándoles a ellos por medicinas y atención y nosotros familiares con el dolor de la pérdida del padre pero con la amargura y cabreo con un sistema  de salud que también le quedó debiendo.  

Otro familiar es afiliado a SANITAS también, hace más de 60 días viene luchando por citas exámenes, ventanillas, llamadas, sellos, firmas para ser atendido, luego que lo remiten a Urgencias tiene que estar 20 horas en espera, en urgencias, por Dios,   por una bendita trasfusión de sangre, ¡¡¡20 horas en urgencia!!!

Luego, a la semana, el especialista le envía unos exámenes con una empresa de nombre GASTROPACK y tiene 15 días llamando a esta empresa y esta empresa le responde que no tienen AGENDA, ¿cómo pueden estar los quebrantos de salud sujetos a una agenda? Una AGENDA programada mediocre e intencionalmente para que el paciente enferme aún más, o muera, cuando por fin tuvo agenda le dieron la cita en GASTROPACK para el 2 de agosto, casi 35 días después. ¿Es esto normal?

Y ahora tenemos un familiar que necesita una operación urgente para frenar un cáncer localizado en el cuello y aunque el especialista dio el aviso que era de carácter urgente ya llevan 60 días en el mismo problema, 2 meses y el cáncer avanzando, ventanillas, firmas, sellos, copias, autorización y por último agenda, la maldita agenda no había llegado ni aun con juez y tutela de por medio.

Solo dilatan los procesos con las mismas tácticas, claramente es política de esas empresas, dejar pasar el tiempo para ganar dinero y se pierdan vidas.

¿Y SUPERSALUD? Bien gracias, en cada uno de los dolorosos casos que he mencionado anteriormente se han enviado correos de quejas y las respuestas palabras más o menos han sido las mismas, hemos remitido su caso a la entidad en mención. 

Esas cartas me comentan que son usadas como papel sanitario en las EPS.

Thinking

Yo me puedo quejar públicamente por este medio, pero los que no, les toca llorar y sufrir en silencio por no poder luchar con la amenaza que representa esta maquinaria gigantesca de muerte y dolor que son, desafortunadamente para ellos, los intermediarios que mal cuidan de su salud.

Para mí los derechos humanos son eso, unas ciudades seguras, una salud que no deje morir a la gente metida en los mismos laberintos que se inventan ellos para multiplicar sus malditas ganancias, ganancias que vienen impregnadas del dolor de miles de familias que han perdido a sus amados por siempre.

Hablo con gente que ha sido afectada y lo que percibo en sus declaraciones es total resignación, como hemos llegado a aceptar la muerte y la discapacidad como algo inevitable por fallos de profunda corrupción y negligencia de un sistema que trafica con la muerte para convertirla en dinero…  

¡En dinero maldito!

¡Un abrazo!

Álvaro Royo Bárcenas

Xiamen-China

enchina@gmail.com

Twitter: @Alvaro_E_Royo

0086-13559231344